Editorial Nº4, 25-04-2021

Este mes de Marzo de 2021, se han dado una serie de hechos, concatenados, que muestran una evidencia total y absoluta de la podredumbre de nuestro sistema de gobierno. Hemos traspasado un límite de inmoralidad en el que, aunque solo sea por higiene mental, hay que rebelarse, como mínimo, para sentirte vivo y digno. Algo hay que hacer.

 Pero vayamos primero  a los hechos:

El primer caso es la moción de censura presentada en Murcia. Para comprender este hecho, hay que partir de un hecho incuestionable. Ciudadanos  está en proceso de desaparición total, sobre todo, desde la retirada de Rivera y el fracaso en las elecciones Catalanas. Ante esta evidencia, las dos cúpulas nacionales, la del P.S.E. y Ciudadanos y por intereses diferentes, se reúnen en Madrid y acuerdan presentar una Moción de Censura en Murcia.

El P.S.E. para obtener el poder en Murcia y Ciudadanos para mantenerse un tiempo más largo en el gobierno de Murcia y tender puentes para una futura integración, individual o colectiva, de Ciudadanos en el P.S.E. Este acuerdo es presentado, a la ejecutiva murciana de Ciudadanos, y es aceptada así como firmada. En Madrid se las prometían felices.

Pero el P.P. se entera de dicho pacto secreto, por una filtración interesada o no. Se reúne con la dirección murciana de Ciudadanos, hay que recordar que varios de estos componentes, antiguamente fueron militantes del P.P, y les propone: “si el partido socialista os ha ofrecido  cien yo os doy doscientos, trescientos… o lo que pidáis.”

Inmediatamente aceptan esta nueva propuesta. Negando su firma anterior. Ciudadanos los expulsa del partido pero como, por ley, no pueden quitarle el acta de Consejero, como independientes votan a favor de P.P.

La lectura evidente y clara es: que los políticos una vez obtenido el poder, no gobiernan para el pueblo, sino para sus propios intereses. Convirtiendo la política en un mercadeo, para su máximo beneficio personal. Con unas leyes, (Estado), que permiten y potencian esta corrupción total y absoluta.

Esta corrupción tiene continuidad en Madrid. El PP viendo lo que le venía encima y para evitar que Ciudadanos le haga lo mismo que en Murcia, convoca elecciones. El Partido Socialista y Mas Madrid, viendo que el PP les va ganando la partida, a la desesperada presentan una Moción de Censura inmediatamente. Con la argumentación peregrina de que: como hasta el día siguiente no se publica en el boletín autonómico ellos pueden presentar la moción de censura. Creándose una situación de locura. Cada vez que la presidenta plantee una decisión y como eso, tarda un día en publicarse, yo inmediatamente planteo una moción de censura y anulo la decisión de la presidenta y me importa tres pepinos que produzca un bucle temporal “Ad infinitun”, pues la presidenta puede hacer lo mismo, como la moción de censura tarda un día en publicarse, la presidenta puede presentar otra convocatoria de elecciones y así…. hasta la eternidad.

Otra vez la lectura es clara y evidente, los políticos solo buscan su interés  partidario, a espaldas del pueblo. Por lo que la Política es Corrupción.

Otro caso que lleva a la misma conclusión es lo que llamaríamos Dinero Amigo. Este gobierno de coalición ha creado un fondo de diez mil millones de euros para rescatar-ayudar a empresas estratégicas y afectadas por el Covid-19.

Analizando la realidad comprueba uno que este gobierno ayuda más a las empresas que a los ciudadanos. Teóricamente ha librado más dinero para los ciudadanos, a través  de los ERTES y Salario Mínimo Vital, pero como a casi nadie le llega estas ayudas, la realidad es que las empresas van a recibir mucho más dinero.

Hay una empresa de transporte aéreo que se llama Plus Ultra. Fue creada en el 2011, nunca ha tenido beneficios y mueve menos del 1% del tráfico aéreo español. Es evidente que esta empresa no tiene un volumen de clientes a nivel nacional como para denominarla estratégica. Y su clientela es tan reducida, que en el supuesto, de que todos hubieran sido afectados por el Covid-19, el volumen total nacional de pasajeros, apenas se vería afectado.

Sin embargo se le han concedido 53 millones de euros. Hecho que no tiene explicación… a no ser que se investigue quien son los dueños de dicha compañía. El 50% del capital está en manos de empresarios afines al régimen venezolano. Esto empieza a aclararse. ¿Será esto lo que llaman economía circular? ¿Que vengan en aviones maletines llenos de oro o dinero negro? ¿Y que se les devuelve en dinero ya blanqueado, en forma de ayudas? Es posible.

Otra empresa, Mediapro. Es una empresa de audiovisual. Es un campo en el que hay demasiadas empresas. La economía del audiovisual no es economía estratégica. Es una empresa que tiene muchas pérdidas, sobre todo por el incumplimiento de contratos de transmisión de futbol con las televisiones. Lo que parece evidente que no es por el Covid-19.

Sin embargo se le han concedido 300 millones de euros. Hecho que no tiene explicación… a no ser que se investigue quiénes son sus dueños. El accionista mayoritario es Jaume Roures, dueño mayoritario de Diario Publico, Publico TV productora de la Tuerka, La Sec(x)ta… todas afines a Podemos. Teniendo Pablo Iglesias relaciones laborales profesionales con algunas de ellas. ¿Es lícito pensar que esto puede ser pago por favores prestados? Puede ser. Huele a corrupción.

Otro caso digno de estudio es el movimiento que ha hecho Pablo Iglesias, abandonando la política nacional por la política madrileña. Una de sus máximas fue “El cielo se conquista por asalto”. Consigna muy popular entre los jóvenes, pues evoca, lucha, conquista del poder, asalto al palacio de invierno, con toda la épica que ello conlleva. Pero analicemos un poco esta consigna.

Su significado es Conquistar el Poder. Apropiarse del Poder. Tener el poder. Significa que si lo tienes, otro no lo tiene. Si lo tienes es para utilizarlo. Si lo utilizas, te impones. Si te impones, dañas al otro, destruyes al otro. Entonces tener poder es perjudicial. Es antihumano. Es más, la historia lo demuestra. Nadie, ni uno, ni pocos, ni muchos, cuando han conquistado el poder lo ha destruido. Por eso el acerbo popular dice: el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente.

En unos de sus pilares básicos, Pablo está equivocado, consciente o inconscientemente. Pues según él, cuando ha llegado al  Gobierno se ha dado cuenta que el poder no estaba allí. Y ¿que decisión ha tomado?, retroceder, huir, bajar varios escalones  y quedarse en la comunidad de Madrid.

Actitud cobarde desde todos los puntos de vista. Pues si piensas que para cambiar esta sociedad tienes que tener el poder y en el gobierno no está, pues apunta más alto, al segundo, tercer, cuarto… cielo pero no huyas con el rabo entre las piernas. O abandona la política.

Pero no, siempre tienes que estar en la cresta de la ola. Antes de irte del gobierno, su majestad, elige quien lo sustituye. ¿Pero tú no defiendes, que son los suscritos quien elige a los candidatos? Y en el poco tiempo que llevas en la política madrileña, ¿Qué has hecho?

– Polarizar, tensionar el ambiente electoral madrileño. Vas de paseo político por Vallecas, unos jóvenes te gritan que no quieren a la casta en su barrio, y tú de forma chulesca, matronil, eso sí, rodeado de varios guardaespaldas te acercas a ello, con mirada de perdonavidas le dices: ¡Populacho vulgar, como osáis criticarme a mí, a Dios!

– Tú y tu camarilla sois como Fraga Iribarne, que decía: ¡La calle es mía! Tú dices ahora Vallecas es mío. No permitamos que Vox dé un mitin en Vallecas. Calentando a la gente para que se peleen mientras que tú te has ido a vivir a Galapagar. Hay que ser hipócrita.

– Hace unos años cuando Podemos estaba en lo más alto electoralmente; cuando empezaste a sentirte Dios. En Andalucía ganó la derecha y tú con la prepotencia de quién se cree Dios, convocaste una ¡Alerta Antifascista! En la mayoría de las ciudades hubo altercados de orden público, quema de mobiliario y menos mal que no hubo muertos entre los manifestantes. Pudiste comenzar una espiral de violencia. Los extremos se tocan. Tanto uno como el otro sois totalitarios, Dictatoriales y Fascistas.

– Eso sí a tu nueva novia la has puesto de tercera o cuarta en las listas por Madrid. ¿Es que no tienes suscriptores que la elijan? ¿O es que los suscriptores no pintan nada en Podemos?

– Cuando te presentaste por Madrid, te creíste que te iban a recibir con palmas y olivo. Empezaste a decir lo que tenían que hacer todo el mundo: Al PSE que hicieran lo que tienen que hacer, a Mas Madrid que se unieran a Podemos contigo como líder. Tardaron un día en mandarte a freír espárragos.

Pablo, en Podemos todo es contradicción, no se sabe si sois tontos, si sois corruptos, si sois disidencia controlada, o vivís en una burbuja fuera de la realidad. O sois todo a la vez. Lo que está claro es que tu futuro es el mismo que el de Alexis Tsipras. Desaparición política del panorama español de forma inminente.

Otro hecho digno de estudio es la intervención de Errejón en el Parlamento Español. Dijo lo siguiente: Que con el confinamiento por el Covid-19, había aumentado de forma alarmante el número de casos de enfermos mentales, por lo que hacía falta contratar muchos sicólogos y siquiatras. Entonces desde el hemiciclo, alguien, amparándose en el anonimato y de forma cobarde le espetó: Vete al médico.

Toda la prensa puso al tal Errejón en un pedestal, que lo que había dicho era la verdad, que se preocupaba por los problemas de la gente.

Si alguien dijera: Tenemos una calle con un enorme socavón y encima esta oscuro, la gente cae continuamente en él y se rompen las piernas, entonces sería conveniente… poner muchas ambulancias para llevar a los fracturados al hospital.

Esto dicho en la vida normal, te tacharían de imbécil, te correrían a gorrazos  por la calle, hasta que te cayeras en el socavón. Esto es lo que ha dicho el tal Errejón, pero en la vida política te ensalzan y te suben a un pedestal.

Su solución es: más sicólogos, más pastillas, más anestesia, más alienación, etc. Así  nunca se arreglara nada, pues no se va a la raíz del problema, que en este caso es el fin del Confinamiento, o del socavón. Estas son las soluciones que proponen estos progres-izquierdistas. La perpetuación del problema.

Más de lo mismo. Cambiar algo para que nada cambie. Pura corrupción, eso es la política.

Otro hecho digno de análisis es la falsa Pandemia. El andamiaje en el cual se sujeta esta descomunal farsa, todo este circo, son los PCR. Herramienta para detectar el virus Sars-Cov-2  que produce la enfermedad del covid-19. Pero hay muchos científicos que dicen que todo esto es mentira por las siguientes razones:

– El virus Sars-Cov-2 nunca se ha aislado en el laboratorio, por lo que no se conoce. Por lo que es imposible afirmar su existencia. Entonces, ¿como se puede afirmar que produce una enfermedad?, si no estamos seguros que existe.

– Por lo que no es creíble que se pueda detectar con un simple PCR. Cuando ningún laboratorio con técnicas más sofisticadas lo pueden aislar.

– Cuando el inventor del PCR dijo que los PCR no eran validos para diagnosticar enfermedades. Entonces se están utilizando para un fin para el que no fueron diseñados.

– Entonces ¿que detectan los PCR? Cogen una muestra pequeña de “algo”, lo multiplican  entre 35-45 veces, y dicen que hay “algo de algo”.

– Entonces dicen que dan positivo, pero de “algo” que no saben lo que es. Pero a la vez se sabe que los PCR cuando multiplican las muestras entre 35-45 veces siempre dan positivo.

– Han creado la herramienta perfecta para manipular la supuesta pandemia. Cuando quieren que suba, hacen un gran muestreo o lo multiplican 40 veces o más. Cuando quieren que disminuya lo hacen más pequeño o lo multiplican menos veces. Y así nos tienen locos. En un día todo el mundo está contagiado y a los días siguientes desaparecen los contagios.

– Todo para mantenernos en un estado de terror para manipularnos más fácilmente.

– Es tal la aberración, de tales medidas, que la ciencia sabe, que la vitamina D, es básica para fortalecer el sistema inmunológico y que el sol es fundamental  para su producción en el cuerpo humano y sin embargo apoyan el confinamiento, que significa ausencia de sol, que debilita el sistema inmunológico. Afectando sobre todo a mayores y niños. Medida que se acerca más a terrorismo biológico, que a medida preventiva ante una posible pandemia.

– El gobierno ha declarado la guerra a su propio pueblo. Corrupción en su máxima expresión.

Mientras tanto ¿En que se entretiene nuestra ministra de Igualdad, Irene Montero? Participando en programas basura. La TV basura se dirige hacia un porcentaje alto de la población, potenciándole los sentimientos y la emocionalidad, anulándole su capacidad reflexiva, para así manipularlos mejor. Y para eso utiliza una serie de personajes, que están dispuestos a vender su vida privada, hacerla pública, a cambio de unas buenas cantidades monetarias.

Un personaje de esta farandula, Rocio Carrasco, vende su vida en la televisión y cuenta que su marido hará unos trece años la maltrató, aunque después de tres juicios el juez dictaminara que no había indicios de que eso fuera verdad, absolviendo al marido.

Entonces sale la ministra Irene en dicho programa diciendo: yo si te creo, que Rocío es un ejemplo para la mujer española. Produciéndose un juicio popular contra su marido, que a los pocos días es despedido de la empresa en la que trabaja.

¿Es este el feminismo que la ministra defiende? Lo que está claro, es que la Ministra es una marioneta de la Ideología de Género y que obedece a la elite del Feminismo creado por la elite mundial. Corrupción total y absoluta.

Ante este panorama es urgente pensar qué podemos hacer y no caer en los errores del pasado.

-Desenmascarar al máximo las mentiras de la realidad social.

– Desde los máximos puntos de vista. Con el máximo de gente posible.

– Crear entre todos el camino de una autentica Revolución Personal y Colectiva.

Sin categoría

Las desafectaciones por la vía renovable y las luchas por la recuperación del Comunal

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es las_desafectaciones_por_la_via_renovable_y_las_luchas_por_la_recuperacion.png

Salvo honrosas excepciones, de lo que hoy aún queda de Comunal, los llamados bienes comunales o concejiles son bienes de los que se ha apropiado el Estado (ya sea mediante las categorías de “utilidad pública” o a través de los ayuntamientos mediante los bienes “patrimoniales” o “de propios”) ante la práctica disolución de los concejos, es decir, de la máxima expresión de la democracia vecinal directa, la única legitimada para la gestión del Comunal. La vecindad, el común de los vecinos reunidos en asamblea (en concejo), es quien tienen la potestad moral y legal (en base al derecho consuetudinario) para reglamentar el uso de los comunales. Sin embargo, los diferentes procesos desamortizadores, la legifilia institucional y los artefactos ideológicos modernizantes han acabado con el espíritu de comunalidad y, por ende, con los bienes concejiles. Hoy para la mayoría son solo “tierras comunales en desuso”.

Entrados como estamos en un nuevo ciclo de crisis civilizatoria, incluida la económica, junto con la oleada ecomodernizadora de la energía verde, los cerca de 7 millones de hectáreas que aun hoy quedan de Comunal están en claro riesgo de desaparición por vía de la privatización forzada por parte del Estado y la gran empresa. Por un lado, el Estado necesita sacar tajada de cualquier recurso que le ayude a elevar su caja dineraria, lo mismo que todos los estamentos que lo componen, como son comunidades autónomas, ayuntamientos y entidades menores (concejos, parroquias, etc.). Estas últimas, en gran medida gestionadas por caciques y/o representantes locales, ausente ya el espíritu de comunalidad y sobrepresente el espíritu del “sacar tajada a cualquier precio”, están desafectando grandes cantidades de comunal para la instalación de parques eólicos y solares, hipotecando esos terrenos para siempre. En la práctica, es un sistema piramidal de arriba abajo de imposición de la agenda ambientalista. Cantidades ingentes de subvenciones estatales para la instalación de infraestructuras, la creación de leyes y la instauración de estados de ánimo pro-renovables. Al parecer lLos ecologistas nada tienen que decir, de esto, cuando es de sentido común que la apropiación forzada de tierras y bienes de las comunidades rurales, producen la mayor degradación posible sobre el medio ambiente, sobre la flora y la fauna toda ella.

Los gigavatios ya instalados en molinos y placas se quedan cortos con el aluvión de peticiones que los últimos meses se han recibido para llenar campos y montes de mares de hierro y circuitos electrónicos. Todo un avance. Para muestra un botón. Otero de Toral y Toral de los Vados (pedanías en la comarca del Bierzo). Allí los caciques locales han autorizado la tala de un bosque vecinal para instalar un “huerto solar”. Lo de huerto, es porque se los han llevado al huerto. Y otro. Corella (Navarra). Allí se pretende la instalación de un macro parque fotovoltaico en terrenos comunales (o “corraliceros” como se les llama en la parte medio-sur de Navarra). La lista es interminable y todos estos huertos de la muerte se les deben sumar los miles de molinos de viento que copan montes y veredas.

La respuesta ante tal tropelía ha de ser la autoorganización popular y pasar a la gestión vecinal directa del territorio, con un mensaje claro: ¡No a las desafectaciones de comunales por la vía de las renovables!

Las comunidades que viven y gestionan el territorio, lo cuidan, establecen mecanismos participativos directos para realizar la mejor y más equitativa gestión del medio, de la vida toda ella. El Estado y la clase empresarial, la pedantocracia y los pose-ecologistas, desde sus despachos y redes sociales, solo pueden degradar y destruir el medio natural, como ya lo están haciendo, hacinándonos en ciudades mugrientas donde el espíritu de comunalidad solo se huele en determinados ambientes marginales.

Los comuneros que hoy ya son escasos, el alma viva de las vecindades, siempre fueron gentes sencillas, en su mayoría anónimas que, a las puertas de la guerra del 36 del siglo XX, reclamaban el uso vecinal del Comunal, en tanto que legítimos propietarios del mismo en calidad de vecinos.

Hace poco tiempo, en un paseo por las calles de la pequeña localidad navarra de Torres del rio, pude ver un pendón que colgaba del balcón de una vivienda, donde se exclamaba justicia para un tal Florentino. La curiosidad me llevó a consultar la historia de aquella reclamación y resultó que en otoño de 1936 Florentino Rubio Martínez (Torres del Río, 1895), por el que se reclamaba justicia, fue llevado preso, posteriormente ejecutado y finalmente arrojado a una fosa común por “haber reivindicado ante el Ayuntamiento de entonces lotes de leña y terrenos de comunal”. Como bien ha estudiado Félix Rodrigo Mora en su libro “Investigación sobre la segunda república española”, la causa primera que dio lugar a la guerra civil fue la progresiva revolucionarización de las clases populares y trabajadoras, especialmente las del mundo rural, entre las que la reivindicación del Comunal fue su máxima expresión. Miles de personas como Florentino perdieron la vida, ante la necesidad de parar a toda costa la insurrección popular y las reclamaciones comunalistas. En su nombre, una de las principales labores que podemos emprender quienes abogamos por la reinstauración del Comunal desde la base de una sociedad convivencial, debe ser la de esclarecer y sacar a la luz la reclamación popular que se tornó avalancha en la primavera de 1936 y pergeñar un retorno a la ruralidad donde la bandera de la comunalidad ondee bien alto.

Nos servirán de inspiración para ello las luchas que diferentes pueblos ibéricos han llevado a cabo para recuperar de manera efectiva su Comunal, como es el caso de los aezkoanos (en Nafarroa) en su brega por recuperar sus montes comunales usurpados por el Estado en 1784. 200 años de lucha dieron sus frutos y en 1984 los montes pasaron de nuevo a titularidad de sus legítimos propietarios, los vecinos del valle.

La aldea de Lakabe en Navarra, despoblada a inicios de la década de los sesenta del siglo XX, fue repoblada en el año 1980 por unos intrépidos pobladores. En el periodo 1986-91, como consecuencia de la Ley Foral de Administración Local, algunos pueblos pasan de ser concejos a concejos tutelados, e incluso en 1991 muchos desaparecen. Lakabe en 1986 es concejo tutelado y en 1991 se convierte de nuevo en concejo, recuperando sus nuevos pobladores la potestad sobre las tierras comunales pertenecientes al antiguo concejo.

Los vecinos de Aldán (Pontevedra, Galiza) iniciaron en 2004 una demanda para reclamar por la vía legal unos terrenos pertenecientes a los montes comunales de la parroquia. Bajo el lema “O monte é noso” los vecinos exigieron sus montes pero finalmente, tras un dilatado proceso judicial, en 2020 el Tribunal Superior de Xusticia de Galiza desestimó la reclamación.

Algo similar les sucedió a los vecinos de Los Yébenes, en Toledo, que entablan un pleito para recuperar su comunal expropiado por el Estado y finalmente lo pierden, teniendo que hacerse además cargo de las costas del juicio.

Estas dos experiencias, la de Aldán y la de Los Yébenes, ¿enseñan? que dejar los bienes comunales en manos de la justicia estatal, acérrimo enemigo del Comunal, es un acto de ingenuidad, que puede comportar consecuencias desmoralizantes y un enorme gasto de energía y dinero. Cualquier reivindicación por el Comunal debe tener un fuerte componente de autoorganización vecinal, de lucha callejera y de legitimar las reclamaciones por la vía de la acción directa, para presionar a los estamentos estatales y hacer valer los antiguos usos y costumbres.

En los últimos años ha emergido en Burgos, entorno al barrio de Gamonal, otra iniciativa de lucha por la recuperación de unos antiguos terrenos comunales adyacentes a la ciudad que se apropió el ejército, que bajo el nombre de Artillería Comunal reclama mediante una asamblea vecinal movilizada, la gestión directa del lugar. Veremos hasta donde pueden llegar.

Cada trocito de tierra defendido, parcela de comunal preservada o monte comunal repoblado con especies autóctonas; cada Comunidad de Montes Vecinales en Mano Común, asociación, asamblea vecinal o plataforma de denuncia y oposición, deben confluir en una lucha común en favor del Comunal.

Gka

90 aniversario de la II República española

Tal día como hoy 14 de abril 90 años atrás, las élites sobre todo militares instauraron la II República española. Y todavía en los tiempos hodiernos, debido a un olvido y falseamiento total de la historia, o, peor aún, a sus espurias intenciones, algunos abanderan la instauración de una III República española.

Éstos defienden aquella II República, que de facto fue oligárquica, clasista, antirural, estatal, capitalista, militarista, colonialista, nacionalista española, terrateniente, industrialista, patriarcal, demagógica, adoctrinadora, totalitaria, y, en consecuencia, represiva, torturadora, aculturadora, ecocida, policiaca, sanguinaria y genocida.

Félix Rodrigo Mora la calificó con gran sagacidad como la “república del máuser”, en alusión a su herramienta “democrática” predilecta, el fusil alemán máuser, originalmente Königliche Waffen Schmieden, también utilizado “democráticamente” por los nazis. En su profusamente documentado libro Investigación sobre la II república española, 1931-1936 expone algunas de las incontables carnicerías que se acometieron durante dicho periodo histórico.

En 1931 el nuevo Ministro de la guerra, el aciago Manuel Azaña, abalado por los principales generales del ejército, se lanzó a reformar y mejorar las imperialistas fuerzas armadas españolas. Con vistas a ello, la semana siguiente de instaurarse la República, el 22 de abril, publicó un decreto que obligaba a todos los jefes y oficiales militares a prometer fidelidad a ésta, por medio del siguiente juramento: “prometo por mi honor servir bien y fielmente a la República, obedecer sus leyes y defenderla con las armas”.

Y así lo hicieron. Comenzaron el mismo verano de 1931, cuando la República tenía apenas unos meses, ametrallando a cientos de trabajadores agrarios e industriales de Andalucía. Luego, en 1933 con Azaña en el gobierno, fueron cientos los asesinados y miles los torturados. El general Francisco Franco Bahamonde realizó “en servicio y fidelidad a la República” sucesivas matanzas a las órdenes de los gobiernos republicanos, tanto contra los loables revolucionarios asturianos de 1934, como en sus misiones colonialistas en Marruecos; hecho que demuestra la continuidad fáctica entre la II República y la dictadura franquista. Empero, el periodo más trágico fue el del Frente Popular (coalición de izquierdas), entre febrero y julio de 1936, cuando las fuerzas represivas, en primer lugar la militarizada Guardia civil, vejaron, lesionaron, torturaron y asesinaron a miles de personas de las clases populares. En especial machacaron a las gentes rurales, quienes intentaron, de forma loable pero desorganizada e insuficiente, recuperar algunos de los bienes comunales expoliados por el Estado desde 1812; aunque ésta práctica infame fue, desde al menos el siglo XIV, llevada a cabo por las sucesivas élites militares y políticas.

En todo este proceso terrorista-fascista republicano participó orgullosamente la izquierda (incluido el anarquismo), quien todavía reivindica la II República. Por un lado formaron parte de varios gobiernos republicanos, verbigracia el socialista Azaña o el anarquista Juan García Oliver; por otro, todos los partidos y sindicatos de izquierda (Partido Comunista de España, PSOE, CNT, UGT, etc.) apoyaron la República directa e indirectamente. Si bien es lógico, ya que en los demás países hicieron lo mismo; o, incluso genocidios aún más dramáticos, como en la Unión Soviética, Camboya, China, Argelia, etc.

En la actualidad han cambiado poco las cosas, y en ciertos aspectos a peor. Ante todo la manipulación, adoctrinamiento, aculturación y destrucción del sujeto es mucho más grave. Ahora las élites poderhabientes hacen y deshacen a su antojo, pues han constituido sociedades de seres dóciles, mansos y serviles que tragan con todo. Ergo si las élites españolas se lo proponen, lanzarán una campaña propagandística similar a la covidiana e instaurarán la III República española con mayoría absoluta.

Sin embargo, resulta perentorio recordar que alrededor de la mitad de los Estados actuales del planeta son repúblicas. Las cuales podemos dividir de la siguiente manera: repúblicas islamofascistas (Irán, Pakistán, Mauritania, etc.); repúblicas comunistas totalitarias (China, Corea del Norte, Venezuela, etc.); repúblicas imperialistas parlamentarias (con EEUU a la cabeza, más Rusia, Francia, Brasil, Alemania, etc.); y el resto son repúblicas parlamentarias de segunda y tercera fila, pero igual de tiránicas y antihumanas (México, Sudáfrica, Kazajistán, Filipinas, etc.).

De modo que mientras un Estado, sea monárquico o republicano, imponga su poder y dominio sobre una sociedad, el pueblo está perdido. Le gente está y estará en manos de los poderosos, sometidos a su capricho. Por tanto, la única vía transformadora consiste en establecer sociedades basadas en el autogobierno y autodefensa asamblearias, sin Estado, donde el poder se ejerce de abajo arriba por medio de asambleas locales omnisoberanas.

En suma, apoyar la II República española, o una futura III República, es apoyar al Estado nación militarista capitalista imperialista español. Es más de lo mismo…

José Maenza

DESCARGAR PDF

Libres antes que felices

La ideología de izquierda está hoy más que nunca hundida y certifica que más que un instrumento para mejorar la vida de la gente ha sido, es y será el más terrible de los artefactos ideológicos para confundir y deshumanizar a las clases populares. La bandera del eudemonismo (o el felicismo) ha sido enarbolada con orgullo durante décadas incluso siglos, bajo el pretexto de la felicidad como meta vital. Sin ir más lejos el ya caducado Arnaldo Otegi, líder de la Izquierda Abertzale, espetó hace 5 años en una conferencia que “Los seres humanos venimos al mundo a ser felices. La izquierda no puede abandonar este discurso”. Mismo mensaje que lanzara en su día el aparentemente celebre político Pepe Mújica y otros tantos adalides y salvadores de trabajadores que han querido inculcar ese horrible horizonte en las mentes de las gentes. Nada más mesiánico, religioso, que la felicidad como fin.

Debe decirse que el ser humano viene a la vida a vivir, a vivir todas las vicisitudes que la vida le interpone, la felicidad tanto como la infelicidad, el dolor tanto como el gozo, la alegría o la tristeza, la salud o la enfermedad. Recurriremos al Euskera, la patria de los vascos, esa que falsamente enarbolan cabecillas postmodernos y antivascos como Arnaldo Otegi, para realizar una aproximación etimológica a la cuestión de la felicidad. En Euskera, a la felicidad se la conoce como zorion, cuando felicitamos decimos zorionak. Zori quiere decir suerte y on significa bueno o positivo, por lo que zorion viene a ser fortuna, felicidad o buena suerte. Por el contrario zoritxar o zorigaitz significa desgracia o mala suerte, ya que txar o gaitz hacen referencia a lo malo o negativo. También contamos con la palabra zorte, que viene a significar algo similar a zori, en tanto que las escasas posibilidades de que acontezca un determinado suceso, tanto en el sentido positivo como en el negativo. Siendo esto así, la posibilidades de gozar de estados parciales de felicidad/desgracia son escasos y puntuales respecto al amplio conjunto de momentos que componen la vida del ser humano medio, independientemente de que vivamos la vida con valentía y alegría, sobreponiéndonos a las dificultades y a los quehaceres mundanos.

Por tanto, zori hace referencia a fenómenos impredecibles, los mismos que conlleva el acto de vivir. De este modo, podemos concluir que vivir es una suerte, que el vivir está impregnado del azar, de múltiples posibilidades, que la vida no está determinada y que en ella nos toparemos con la felicidad tanto como con la desgracia. Y es así porque la existencia, igual que la propia condición humana, es bipartida. Tener como meta la felicidad es una utopía irrealizable e inalcanzable ya que es ajena a la propia condición de la vida, y en las únicas condiciones en las que puede lograrse, es bajo la instauración del ganado estabulado, en un ambiente inerte, pasivo, de esclavitud del Ser e ilimitado abastecimiento de pienso. Dotar de pienso (alimentación), redil (vivienda), amaestramiento (educación) y salubridad (sanidad), es el programa político de todos los ávidos de poder.

Se le debe decir a Otegi en particular y a todos los políticos-funcionarios y demás trepas engaña-masas en general, que rechazamos su religión eudemonista, que la vida es combate y que estamos tan dispuestos al goce, a la alegría, a la salud y a la felicidad como al dolor, a la tristeza, a la enfermedad y a la infelicidad. Porque es ese el camino que nos muestra la vida y que por mucho que uno se empecine en negarla, es esta así de cruda y compleja.

Gka