Algo está pasando en…

Hasta hace bien poco, cuándo los medios generalistas informaban (¿) de la muerte de una mujer a manos de un hombre, sobre todo si eran pareja, era como si alguien tocara a “Zafarrancho de Combate”.

De buenas a primeras era como si se declarara una histeria colectiva a nivel nacional, daba la sensación que en España existían “hordas de hombres” de cacería por las calles, matando mujeres. Las veinte y cuatro horas del día la prensa, radio, televisión, etc. te machacaban, repitiéndote constantemente la misma noticia. Todo esto aderezado con “personajillos” que daban su opinión en tertulias, echando siempre “leña al fuego”. Parecía que vivíamos en un país en guerra, a pesar de que había casos que desafiaban el más mínimo sentido común.

Por ejemplo, el caso de la “manada de Pamplona”, donde un grupo de  jóvenes españoles violaron a una mujer. De pronto los medios de comunicación, con la ayuda de las feministas, crearon un ambiente de condena, de linchamiento, de juicio popular… que si estos delincuentes hubieran estado en la calle, hubieran sido emplumados y después ahorcados en plaza pública.

Fue tal  la presión mediática que al tribunal que lo juzgó no le quedó más remedio que condenarlos, pues si no, hubieran sido ellos los colgados en plaza pública. No se nos puede olvidar que uno de los jueces del tribunal dio un veredicto contrario y, ¿qué le pasó? Pues fue objeto de una campaña mediática tildándole de loco.

Siendo esto grave, no es lo más grave. Por el mismo tiempo se dieron una serie de violaciones de mujeres en Cataluña, el Levante, etc. con las mismas características, incluso más graves, dado que tenían el agravante de ser menores de edad, de secuestro y narcotizarlas… con la única salvedad de que los autores del delito eran inmigrantes.

¿Qué pasó? Nada. Las feministas desaparecieron, se esfumaron del panorama mediático. Los medios generalistas enmudecieron. Sólo algunos por Internet informaban. Y también sufrieron, en su contra, una campaña mediática. Una locura evidente. Ante un mismo delito, reacción diferente. Disociación de la realidad.

¿Ocurre esto de forma espontánea? Evidentemente, no. Antes ya se habían dados unos pasos de adoctrinamiento de la sociedad española para dirigirla a este punto esquizofrénico. El primero fue la aprobación de la Ley de Violencia de Género,  donde se recoge legalmente que un delito tiene diferente condena en función de quién lo cometa: un hombre o una mujer.

Pero, a su vez, también da pie a que quien lo denuncie se le “acuse” de racista, xenófobo o de delito de odio. Paso previo a psiquiatrizar,  medicalizar e ilegalizar a todo aquel que piense diferente. Han conseguido “criminalizar las emociones”. En ninguna época de la humanidad odiar a alguien se ha considerado delito. Antes se criminalizaban los hechos, nunca las ideas. Cuando se comete un crimen lo que se penaliza es el hecho de “quitar la vida” a la víctima. Su motivación es secundaria. Pues está claro que solo la motivación-emoción, exenta de acción, no es delito.

Por esto me sorprende que, en la actualidad, teóricamente la etapa más avanzada de la humanidad, el Poder haya conseguido adoctrinar, aborregar y engañar de forma tan intensa a la mayoría de la sociedad. Existe un hecho evidente: la victoria del Poder sobre la sociedad civil ha coincidido con el nacimiento de Podemos, por lo que afirmo, sin temor a equivocarme, que PODEMOS ha sido y es la herramienta imprescindible y necesaria para la derrota de la sociedad, su desmantelamiento y actual integración-dependencia del Estado.

Si cada vez somos más las personas que tomamos conciencia de esta realidad, quizás podamos decir: algo está pasando en…

                                                                           Jorge Martín González

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s